martes, 28 de mayo de 2013

Pasos de la Fenomenologia

Reducción fenomenológica: Consiste en "poner entre paréntesis", a modo de una suspensión de juicio, lo que Husserl denomina la "actitud natural": que es la creencia en la realidad del mundo, cuestionando de que si lo percibido es real, supuestos teóricos que lo justifican, afirmaciones de las ciencias de la naturaleza, entre otros. El resultado de esta reducción es que no queda sino el "residuo fenomenológico", a saber, las vivencias o fenómenos de la conciencia, cuya estructura intencional presenta dos aspectos fundamentales: el contenido de conciencia, nóema, y el acto con que se expresa este contenido, nóesis.

Reducción eidética: Es la realidad fenoménica, por una libre consideración de todas las posibilidades que la razón descubre en ella, pierde las características individuales y revela una esencia constante e invariable. La razón pone entre paréntesis todo lo que no es fenómeno y del fenómeno, todo lo que no constituye su esencia y su sentido, su forma o su idea  intuición o reducción eidética. La ciencia de estas esencias, y su descripción, es la tarea fundamental de la fenomenología. 

Reducción trascendental: Es resultado de la reducción fenomenológica no es sólo la aparición de "lo que se da a conocer a la conciencia" , sino también el que todo "es conciencia"  esta unidad de nóema y nóesis configura la unidad de conciencia, la subjetividad o el sujeto trascendental. De esta conciencia trascendental, surge el mundo conocido.

Mundo e intersubjetividad: Es donde en la misma conciencia está ya presente el mundo, porque de la misma manera que no hay conciencia sin sujeto tampoco la hay sin mundo. La fenomenología lleva metódicamente al descubrimiento y análisis de los objetos del mundo y de los demás. Los otros, inicialmente también puestos entre paréntesis, como sujetos conscientes, son con los que construimos el sentido del mundo para todos nosotros. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada